La Barcelona de les Solucions, cómo los ciudadanos pueden decidir su futuro

La crisis y el deterioro de los valores desde las altas esferas (corrupción, falta de transparencia etc.) propiciaron un fuerte cuestionamiento de la democracia. En consecuencia, nuestros representantes han sufrido una deslegitimación de sus cargos, muchas veces alejados de los verdaderos intereses ciudadanos y la labor que un día le fue encomendada.

Sin embargo, este cuestionamiento profundo ha propiciado un movimiento de regeneración política con el surgimiento de nuevas fuerzas a priori más comprometidas y, por tanto, una mayor y positiva exigencia de los partidos tradicionales.

Numerosas ciudades de todo el mundo están apostando por estos procesos participativos que favorecen un diagnóstico de la situación y una recomendación sobre las posibles vías de actuación. Siempre a la vanguardia, Barcelona es una de esas capitales que plantea un mayor protagonismo a la expresión participativa de sus ciudadanos.

Desde febrero hasta abril del 2016 la plataforma municipal “decidim.Barcelona” constituye un espacio digital abierto en el que ya han participado 22.600 ciudadanos planteando más de 10.000 propuestas.

Pero más allá de de los datos hace falta conocer la verdadera efectividad de esta iniciativa “¿Qué problemas se han detectado y cuáles son las soluciones indicadas como resultado de este proceso participativo?”.

Esta es la premisa que recoge el evento La Barcelona de las Solucions en su  panel “Diálogo sobre la participación ciudadana”. En el mismo, se dará cobertura a esta plataforma que tiene la voluntad de construir una ciudad más democrática, abierta y transparente acorde a los nuevos tiempos.

Este es un canal de proximidad a través del cual los ciudadanos pueden transmitir sus preocupaciones directamente. Luego les otorga un papel proactivo y también responsable en las decisiones futuras que el ayuntamiento deberá tomar.

La posibilidad de que los ciudadanos elijan en qué se gastan los presupuestos municipales, y por tanto sus impuestos, o los proyectos que merecen una mayor prioridad, es un escenario a simple vista deseable para cualquier ciudad.

Fernando Pindado, Gerente de Derechos de Ciudadanía, Participación y Transparencia de l’Ajuntament de Barcelona, y desde el otro lado Ramon Suñé, jefe de la sección “Viure” del diario La Vanguardia, protagonizarán un debate encendido con el marco de Barcelona y su modelo de fondo, pero que es fácilmente extrapolable  a ciudades de todo el mundo.

A partir de este debate se quiere conocer la eficacia real de esta plataforma y las iniciativas con mayor respaldo ciudadano. Además, se profundizará en los modelos de participación ciudadana que se están llevando a cabo en varias ciudades europeas.

Si no quieres perder la oportunidad de asistir el 26 de mayo a este evento único y abierto puedes inscribirte de forma gratuita. Las plazas son limitadas.