Noticias

Soluciones que inspiran un cambio positivo en la sociedad

Resumen de La Barcelona de les Solucions

El 26 de mayo en el privilegiado marco del CaixaForum se dio cita La Barcelona de les Solucions, como evento único y original celebrado en la ciudad condal. Su puesta en marcha ha querido servir de inspiración a los ciudadanos de esta gran ciudad poniendo de relieve que hay otra realidad pero que también los medios debemos mostrarla.

Hablamos de las soluciones que nacen desde todos los sectores de la sociedad – cada uno en su particular materia –  y que suponen pequeños o grandes avances en aras de garantizar el tan deseado Estado del bienestar.

Son ideales que en su momento superaron la barrera de la utopía para materializarse como casos de éxito. Sus creadores son un ejemplo a seguir para el resto, personajes inspiradores que debieran ser replicados, la fuerza motriz que consigue los verdaderos progresos.

En este sentido La Barcelona de les Solucions quiso reunir bajo un mismo escenario un muestrario de soluciones inspiradoras, e incluso disruptivas, que están logrando un impacto positivo en ámbitos como la empresa, la educación, la tecnología, la colaboración, la calidad de vida. Para ello el evento dispuso de un formato audaz combinando la información con la actividad participativa, pero siempre con el foco en las soluciones como protagonistas.

En el panel innovación y tecnología, uno de los más aplaudidos, se hicieron visibles varias destacadas iniciativas que aplican la innovación al bienestar de forma eficaz. De un lado Antonio Ibáñez, socio de Deloitte Digital, reflejó cómo la transformación digital tiene cada vez más un peso específico, tanto en la sociedad como en la empresa, dentro de una escala exponencial en que los avances cada vez son más económicos y magnánimos.

Entre los casos más esperados el Sonar + D de la mano su director ejecutivo Ventura Barba. Mucho más que un festival, el Sonar parte de un planteamiento totalmente disruptivo aunando creatividad, tecnología y música.

También la investigadora Luz Rello expuso las bondades de la herramienta Change Dyslexia con positivos resultados en la mejora del fracaso escolar de este colectivo, que cabe recordar representa un 10 % de la población.

El panel se cerró con la divertida performance de Montse Marsal, fundadora de Connecting Brains, que puso en práctica la creatividad en dibujo de los allí presentes para conectar ambos hemisferios.

En el siguiente panel de educación y cultura se mostraron nuevas iniciativas culturas y herramientas de aprendizaje que hoy permiten una revolución educativa sin precedentes.

En este aspecto coral amateur del Conservatorio Municipal de Música de Barcelona entró en materia con una performance de apertura deleitando con Moon River, Ave María o Hallelujah.  Un proyecto el del Canta Conservatori que viene acorde a un cambio de conciencia y apertura a la sociedad barcelonesa sabiendo que la música nos pertenece a todos.

Por su parte VoxPrima.com de la mano de Roser Ballesteros expuso este peculiar método de alfabetización para los más pequeños que quiere explorar al máximo la creatividad.

Luego Miquel de Paladella trajo la revolucionaria herramienta JumpMath que permite en los centros educativos mejorar notablemente el rendimiento académico en esta materia y a los alumnos incluso amarla.

Como personaje inspirador Joan Tarrida, impulsor de La Maleta de Portbou habló de este proyecto cultural a contracorriente que ya atesora 18 números y 2.000 ejemplares con el foco en las humanidades y economía, para ayudar a reflexionar a los lectores sobre estos temas que preocupan y su vez generar debate.

Luego, el panel central de economía y sociedad fue inaugurado con Ramón Guardia, presidente de Valores & Marketing que partir de su experiencia personal expuso como las entidades pueden formar parte de un triangulo virtuoso con las empresas y personas en los otros vértices, sabiendo que la emprendeduría tiene también su impacto positivo en la sociedad.

Le sucedió Jaume Farré, director del departamento de Integración Laboral de la Fundación Bancaria “la Caixa” como caso paradigmático de  La Fundación Bancaria “La Caixa” con más de 100 programas que mejoran la calidad de vida de las personas. En concreto el programa Incorpora que aúna las sinergias e intereses de empresas, entidades y personas en situación de desempleo.

Entre los casos más emocionantes, la Escola Social Ana Bella con la participación de su fundadora con el mismo nombre que expuso su caso personal: 11 años maltratada y con cuatro hijos que un día decidió aun con todos los miedos dar un giro en su vida. Llena de fuerzas creo esta escuela como red de mujeres supervivientes que busca dar cobijo pero también herramientas en su empoderamiento.

Para ello pensaron en la necesaria inserción laboral de las mujeres que quieren de nuevo sentirse útiles y recobrar su confianza. 

Por último el caso de Richi Social Entrepreneurship que de la mano de sus directivos, Mercè Feu y Ernest Lara, otorga a los niños que sufren cáncer la oportunidad de tener un mejor pronóstico y una mayor calidad de vida.

No menos importante fue el panel de la Barcelona colaborativa mostrando la importancia de los actores sociales para contrarrestar el riesgo de exclusión que sufren determinados colectivos y personas. En este sentido Laia Serrano, fundadora y directora de BarcelonaActua, puso de relevancia la labor del voluntariado en los distintos barrios de Barcelona.

En un tema tan importante como la protección de la infancia desde su Fundación Vicky Bernadet se acercó a la lucha contra el abuso infantil.

Asimismo Ferran Busquets, director de Arrels Fundació, trató el programa Housing First que da esperanzas a las personas sin techo recuperando el control de sus vidas bajo un techo donde vivir. Como personaje inspirador Josep Maldonado, miembro del patronato de la Fundació Futbol Club Barcelona habló de la vertiente solidaria de este equipo, por ejemplo la oportunidad que se da a los niños enfermos de conocer a sus ídolos.

Por último el panel de calidad de vida puso de relevancia el vital componente de la innovación para vivir más y mejor. Fàtima Núñez, directora adjunta del Instituto de Investigación Valle de Hebrón, evidenció los muchos avances surgidos en esta institución.

También Stephen Dunne, director general de Starlab Barcelona puso el acento en lo necesaria que es la inversión para conseguir cada vez más avances. Mientras que Jordí Martí de DBS Screening presentó la técnica “Dry Blood Spot” que permite detectar enfermedades infecciosas y enfermedades no transmisibles con sólo dos gotas de sangre.

Por último, Òscar Camps, fundador de Pro-activa Open Arms y nombrado recientemente catalán del año, expuso su testimonio y labor como necesaria conciencia en un asunto que nos afecta a todos tal es el caso de la crisis de los refugiados.

Cristina Grao Escorihuela
En Positivo

La Barcelona de las Soluciones, propuestas esperanzadoras que se generan desde la capital catalana

Resumen de La Barcelona de les Solucions

En Barcelona tuvo lugar en el auditorio de CaixaForum, la primera jornada de debates y conferencias organizada por En Positivo.
El programa de la jornada dio comienzo con las intervenciones de Lluís Foix, ex director de La Vanguardia, director adjunto y subdirector en diversas etapas desde 1982; Enrique San Juan, director de medios digitales de En Positivo, y Pedro Ralda, director de programa de La Barcelona de las Soluciones.

A continuación, el panel de Innovación y Tecnología, moderado por Enrique San Juan, analizó cómo podemos emplear la tecnología para mejorar condiciones de vida de las personas. Se presentaron iniciativas punteras que han hecho de Barcelona la primera capital europea en innovación (Premio Innovation Convention 2014) y una de las más importantes del mundo en la materia. Antonio Ibáñez, socio de Deloitte Digital, destacó en su ponencia cómo la tecnología está evolucionando de manera exponencial y las consecuencias de ello en el mundo empresarial y también en la sociedad en general. Ventura Barba, de Sónar+D, y Ramón Bernat, de Specialisterne, expusieron los casos de sus respectivas organizaciones, y la investigadora  Luz Rello presentó el proyecto en el que participa para minimizar el fracaso escolar en casos de dislexia.

A continuación se celebró un diálogo sobre participación ciudadana entre Ramon Suñé, jefe de la sección Vivir de La Vanguardia, y Fernando Pindado, Gerente de Derechos de Ciudadanía, Participación y Transparencia del Ayuntamiento de Barcelona.

La capital catalana es una de las que han puesto en marcha procesos participativos que están permitiendo hacer un diagnóstico de la situación en la que se encuentran y hacer recomendaciones sobre las posibles vías de actuación.

Un camino no exento de dificultades a la hora de implementarlo, pero que abre nuevos horizontes a los sistemas tradicionales de representación democrática.

En el Panel de Educación y Cultura, moderado por Eduard Ramos, se analizaron varios casos de iniciativas culturales generadas desde Barcelona: el editor Joan Tarrida habló de su proyecto de revista cultural La Maleta de Portbou; David Martí presentó el nuevo modelo de funcionamiento del Conservatorio Municipal de Música de Barcelona, que estuvo presente en el evento también con una actuación de su coral amateur;Miquel de Paladella  explicó la experiencia del proyecto JumpMath, un sistema de enseñanza de matemáticas en el entorno escolar importado de Canadá y que dispara el rendimiento habitual de los alumnos; y Roser Ballesteros expuso su modelo de enseñanza basada en la pictoescritura, que mejora la capacidad de expresión escrita en los niños.

Antes de la pausa del mediodía se expusieron los casos de los panelistas de Economía y Sociedad, que ofrecieron ejemplos de buenas prácticas en casos de emprendedores sociales. Así, Jaume Farré explicó el contenido del Proyecto Incorpora de La Fundación Bancaria “la Caixa”, dedicado a la integración laboral. Ana Bella habló de su proyecto para empoderar a través de la reintegración laboral a las mujeres supervivientes a la violencia de género. Y Mercè Feu y Ernest Lara expusieron los planes de Richi Social Entrepreneurship, una ONG que, enfocada en la mejora de la calidad de vida de niños con cáncer, también desarrolla programas de búsqueda de talento.
Y como inspiración, Ramón Guardia nos hablo de las sinergías positivas entre entidades, instituciones y empresas para estimular acciones sociales innovadoras.

Ya por la tarde, una mesa redonda expuso casos de iniciativas solidarias impulsadas desde Barcelona que trabajan para evitar la exclusión social en distintos ámbitos. Intervinieron , de BarcelonActua; Vicki Bernadet, creadora de la Fundació Vicki Bernadet, que trabaja en el ámbito de los abusos sexuales a menores; Ferran Busquets, representante de Arrels Fundació, que expuso su ambicioso programa para ofrecer alojamiento permanente a personas sin techo; moderó Bernat Gasulla, subdirector de El Periódico de Catalunya, y Gerard Costa, profesor titular del Departamento de Marketing de ESADE y especialista en social marketing, complementó las intervenciones del resto de ponentes.

La periodista Elisenda Camps (RAC1) presentó el panel de calidad de vida, en el que se presentaron diversas iniciativas que luchan por mejorar las condiciones de vida de los demás en diferentes ámbitos. Así, la doctora Fátima Núñez explicó el funcionamiento del Instituto de Investigación del Hospital de la Vall d’Hebron, pionero en la aplicación de tratamientos de vanguardia a los pacientes del hospital; Stephen Dunne, director general de Starlab, explicó cómo los avances en neurociencia desarrollados en Barcelona se aplican ya en el tratamiento de diversas afecciones neurológicas; Jordi Martí, de DBS Screening, explicó cómo sus sistemas de análisis de sangre salvan vidas en comunidades desfavorecidas.

Y Óscar Camps, fundador de ProActiva Open Arms, realizó una de las intervenciones más emotivas explicando su tarea de salvamento de refugiados en la isla griega de Lesbos.

La mesa redonda de clausura giró en torno al periodismo de soluciones, que se abrió con la intervención de Gilles Vanderpooten, director de Reporters d’Espoirs, organización francesa con la que colaboramos y que desde hace doce años propulsa en Francia una concepción periodística hermana de la que propugna En Positivo. En la mesa también participaron Enric Sierra, subdirector de La Vanguardia, Xavier Vidal Folch, ex Director de El País, presidente del World Editors Forum, y Jorge Dobner, fundador y editor de En Positivo. La mesa fue moderada por Tomàs Molina, meteorólogo y periodista de TV3.

En la mesa se debatió acerca de los retos a los que se enfrenta el periodismo en una época de profundas transformaciones económicas, tecnológicas y sociales, y se apuntó a la necesidad de introducir en los medios una visión constructiva del periodismo, que ofrezca soluciones y ofrezca una visión positiva de la realidad.

“Un periodismo complementario al predominante en los grandes medios, no alternativo. No se trata de ocultar la peor parte de la realidad, sino de poner en valor las iniciativas constructivas y que ayudan a construir un mundo mejor”, en palabras de Jorge Dobner, director y fundador de En Positivo.

Un total de 40 ponentes participaron en la jornada, que ofreció un panorama esperanzador sobre las iniciativas que, desde Barcelona, trabajan por ofrecer soluciones a los retos a los que se enfrentan las sociedades del siglo XXI. Una jornada que contó con la colaboración de la Obra Social “la Caixa”, del Ayuntamiento de Barcelona, del diario La Vanguardia y el apoyo de Deloitte, la Fundación del FC Barcelona y con la participación de las entidades sociales: Arrels, Esade, Projeto Ajet, Barcelona Actua y ObservaRSE.

 

Isidre Estévez

El periodismo que promueve un cambio positivo en el mundo

A partir de la crisis del 2008 el sector del periodismo no pudo eludir la grave afectación de un contexto condicionado por varios factores (caída de las ventas de ejemplares, publicidad…), tecnológica (desincronización de los medios tradicionales respecto a los avances tecnológicos) y de valores (deslegitimación de los ciudadanos).

Este punto de inflexión sitúa al periodismo en un dilema con una única salida posible  “renovarse o morir”. Esto indudablemente implica una reestructuración del periodismo en contenido y forma, en definitiva una mayor conciencia para aprender de los errores.

Pese a las circunstancias antes mencionadas, el periodismo sigue vivo y hoy más que nunca tiene la oportunidad de ser baluarte de los ciudadanos. Los medios pueden recuperar el espacio social y eso sólo se consigue escuchando a los otros, gente de la calle y visibilizando aquellos que no tienen voz para hacer llegar su mensaje o causa.

Tal y como explica la figura del movimiento altermundista, François Houtart: “Solamente una visión holística del mundo, restableciendo el pensamiento científico en su lugar y reconstruyendo un paradigma nuevo de la vida colectiva en el planeta, puede indicar las pistas de solución. Es lo que llamamos El Bien Común de la Humanidad.”

Si bien en los últimos años el periodismo ha reconducido sus pasos impulsándose como una valiosa herramienta en la denuncia de abusos e injusticia, todavía hay un margen para ir más lejos reivindicando su rol pedagógico y terapéutico.

El periodismo tiene su impacto en la audiencia y lo pude hacer de una forma positiva si se visibiliza las soluciones que dan respuesta a los problemas ya existentes.

En el marco del evento La Barcelona de les Solucions que se celebra este 26 de mayo en Caixaforum, habrá un espacio privilegiado para reconocer las posibilidades del periodismo constructivo.

En la “mesa redonda de clausura: el periodismo de soluciones” se pondrá de manifiesto el auge de los nuevos movimientos periodísticos que se articulan en la era digital y que conforman fuerzas de cambio de un sector que vive una profunda transformación.

Este debate moderado por Tomàs Molina, periodista de TV3, contará con la participación de primeras espadas del sector.

  • Xavier Vidal-Folch, periodista y presidente del World Editors Forum y en 2011, del Global Editors Network, fue director adjunto de EL PAÍS y director de la edición de Cataluña
  • También la conexión con París: Gilles Vanderpooten, Director de programas de Reporters d’Espoirs y coautor, con Stephan Hessel del libro “Comprometeos” (Francia)
  • Enric Sierra, periodista y adjunto al director de La Vanguardia
  • Marcos González, presidente y editor de Corresponsables
  • Jorge Dobner, periodista, editor, consultor de medios de comunicación, fundador y Director de En Positivo

Para conocer otras sorpresas de La Barcelona de les Solucions aún tienes tiempo de inscribirte de forma gratuita. Las plazas son limitadas.

La Barcelona de les Solucions, propuestas innovadoras que mejoran nuestra calidad de vida

Vivimos más y mejor. Todos los estudios apuntan a un incremento notable de la esperanza de vida que sólo contabilizando la última década ha aumentado 2,5 años de media.

Esta realidad es posible gracias a los avances múltiples desde la ciencia hasta la innovación tecnológica. A su vez la calidad de vida se ha visto beneficiada por una mayor conciencia de los hábitos saludables y profundidad en los estilos de vida.

De acuerdo a la actual revolución tecnológica y era digital se evidencia su positiva influencia para superar los actuales desafíos.

El campo de de la medicina es uno de los que mejor se ha adaptado a las nuevas tecnologías en sus diversas especialidades: asistencia remota y salud móvil, sensores, genómica…es lo que ya se conoce como eHealth.

Además gracias al soporte tecnológico uno de los aspectos más positivos es que el despliegue de aplicaciones y servicios interactivos multiplicarán el acceso a la sanidad en las zonas más desfavorecidas.

En el marco de La Barcelona de les Solucions, que se celebra el próximo 26 de mayo en Caixaforum, podremos conocer de cerca algunas de esas destacadas propuestas que nacen en la ciudad condal y tienen posibilidad de extrapolarse al mundo.

En el panel calidad de vida, profesionales de primera línea ejemplificarán avances y soluciones destacables en los campos de la comunicación, la salud y el medio ambiente, que en definitiva suponen una mejora sustancial de la calidad de vida de los barceloneses y barcelonesas.

Entre los casos disruptivos destacan Starlab Barcelona, como proyecto altamente revolucionario de alta tecnología que innova en neurociencia. Su director general Stephen Dunne hablará en primera persona de qué trata.

Luego Jordi Martí, el fundador de DBS Screening nos acercará a este sistema fácil de extracción de sangre que mejora exponencialmente el análisis de enfermedades. Por último, Pro-activa Open Arms, reconocidos por su importante labor al auxilio de los refugiados de Siria abordarán un tema complejo que merece especial atención.

Elisenda Camps, directora y presentadora del Magazine de RAC1 “Tot és Possible”, moderará la mesa de propuestas.

Como personaje inspirador el evento tiene la oportunidad de contar con la directora adjunta del Instituto de Investigación Valle de Hebrón, Fàtima Núñez.

En el cierre del panel de calidad de vida, equilibraremos mente y cuerpo de la mano de Gemma Segura, consultora, coach, conferenciante, formadora y mindfulness trainer. Una performance muy especial conseguirá llevar a la relajación a los allí presentes.

Para conocer otras sorpresas de La Barcelona de les Solucions aún tienes tiempo de inscribirte de forma gratuita. Las plazas son limitadas.

Valorar lo que tenemos

Sería triste morir sin haber disfrutado, pero incluso más triste vivir sin reconocer lo bueno. Después de la rabia, indignación y lamento en el viacrucis de una terrible crisis, llega el momento de revertir esa negatividad.

Al fin y al cabo quizá la crisis nos ha servido para abrir los ojos, detectar los errores cometidos y apearnos de la arrogancia.

Esta caída colectiva a los infiernos ha sido un golpe de realidad, somos más conscientes de que todo cuesta y mucho, pero no hay que olvidar que bien canalizada nuestra energía puede mover un mundo.

Los de mi generación, con el saber de la experiencia, conocen que males y bienes son cíclicos y no hay mal que 100 años duren. Los estadounidenses suelen referirse a estas ideas y venidas en un ciclo de 7 años.

Pese a todo, las evidencias de varios informes de la ONU, OMS, entre otros organismos, constatan el positivo progreso de la humanidad en comparación con épocas pasadas.

Con semejante tiovivo de emociones seguramente esas cifras frías nos devuelvan a una relativa calma para evaluar en su justa medida, pero en un contexto todavía incierto los ciudadanos necesitan motivos de fe.

En este punto los medios tenemos la gran responsabilidad de restaurar la confianza visibilizando las soluciones como estrategia.

Podemos pensar que si entregamos los alicientes necesarios para que la gente confíe en sus posibilidades se convertirán en personas más productivas, con ganas de crear y tender puentes a sus semejantes.
Un sencillo gesto como leer una noticia positiva puede ser una inyección de optimismo y cambiar la dinámica. Es el aleteo de la mariposa que de forma casi milagrosa puede sentirse al otro lado.

Cambio, cooperación, esperanza, creatividad o solidaridad son las banderas de una nueva forma de entender la profesión, aquello que los ciudadanos anhelan y tenemos la oportunidad de ofrecer.

Porque aún con todos los defectos del mundo este mundo merece la pena. En el marco incomparable de una gran Barcelona quejarse en exceso es pecado, aún nos queda mucho por ver, que sentir y disfrutar.

Entre otros motivos la Barcelona de les Solucions, el evento que esta semana hacemos en la capital de Cataluña, es un buen reclamo para valorar lo que tenemos y tantas veces no somos conscientes. Un planteamiento constructivo del que todos deberíamos formar parte.

Los medios de comunicación, tenemos la oportunidad de acompañar el cambio que estamos viviendo.

Lo celebramos en Barcelona y esperamos poder estimularlo en otras ciudades.

Jorge Dobner

 

La Barcelona de les Solucions, una economía al servicio de los ciudadanos

A partir de la crisis económica del 2008 – equiparada incluso por su gravedad con el crack del 29 o época de posguerra – se cuestionaba por primera vez en décadas un sistema capitalista que daba visos de evidente cansancio y no podía sostener ya el bienestar social del mundo.

No tardaron en escucharse las voces críticas desde la calle donde los ciudadanos, clase media y trabajadora, resultaban ser los principales damnificados.

Pero la movilización se hizo extensible a todos los ámbitos, también de forma progresiva prestigiosos economistas con distinta trayectoria manifestaron su desacuerdo con un capitalismo llevado al extremo de su ferocidad. Con sus tesis quisieron abrir un espacio de oxigeno con nuevas medidas y la posibilidad de un modelo alternativo que no tiene por qué ser necesariamente utópico.

Esta voz de la denuncia fue encabezada por el economista francés Thomas Piketty, que con su libro “El capital del siglo XXI”, convertido en best seller, hace un repaso en sus páginas a la historia económica desde un prisma comprometido. Aunque quizá es el más conocido, no fue el único, ya que otros economistas como el canadiense David Card, Christian Felber o Esther Duflo hacían lo propio ampliando el debate a la enmienda de la desigualdad o planteando soluciones como la economía del bien común.

Lo cierto es que en un intento de equilibrar las fuerzas surgían cada vez más alternativas que daban respuesta a las necesidades de los ciudadanos. Economía colaborativa, emprendimiento social o  economía verde son conceptos que ya forman parte del imaginario colectivo, pero falta evaluar su éxito a efectos prácticos.

Pasado el tiempo es oportuno saber el rendimiento de estas propuestas y si tienen margen de recorrido en el futuro.

Siempre a la vanguardia, si una ciudad  ha demostrado estar receptiva a desarrollar nuevas alternativas esa es Barcelona. En un reciente artículo que publicamos del periodista especializado en temáticas de Barcelona, Ramón Suñé, explicaba que “en Barcelona se contabilizan ya cerca de 5.000 experiencias de economía social y solidaria, que representan un 2,85 por ciento del total de empresas de la ciudad, incluidas más de 1.500 ejemplos de la llamada economía colaborativa”.

En el marco de La Barcelona de las Solucions, como evento único que se celebra el próximo 26 de mayo en el Caixaforum, los ciudadanos podrán conocer más de cerca los casos que reflejan que hay soluciones económicamente sostenibles y viables.

En el Panel Economía y Sociedad contaremos con varios casos disruptivos en una mesa moderada por el mismo Ramón Suñé. 

Entre esos casos se encuentra el Proyecto Incorpora de La Fundación Bancaria “la Caixa”: Integración laboral aprovechando la red comercial, de la mano de Jaume Farré, director del departamento de Integración Laboral de la Fundación Bancaria “la Caixa”.

La Escola Social Ana Bella, que alienta en el empoderamiento de aquellas mujeres que han sufrido violencia doméstica. Ana Bella, su fundadora, hablará en profundidad sobre el tema.

Y también Richi Social Entrepreneurship: Un modelo de emprendeduría social. Mercè Feu y Ernest Lara, ambos directivos de Richi Childhood Cancer Foundation darán algunas claves.

Precisamente Mercè Feu será el personaje inspirador del panel. Esta experta en innovación social y cultural es directora del lanzamiento de Ashoka en BCN y TEDx Ambassador. Cabe recordar que Ashoka es la mayor red internacional de Emprendedores Sociales y cada año surgen múltiples propuestas de éxito en este ámbito.

Para conocer otras sorpresas de La Barcelona de les Soluctions aún tienes tiempo de inscribirte de forma gratuita. Las plazas son limitadas.

 

 

 

 

LA BARCELONA CUÁNTICA

Bajo la ciudad brillante y de éxito, late la vida más social y solidaria de la gran capital.

Barcelona. Ciudad de brillo, ciudad de éxito. La capital de Catalunya se ha convertido en un modelo cosmopolita, en un seductor punto del mapa europeo que atrae miradas de cientos de miles de turistas ávidos de goce y de disfrute, de cultura. La ciudad es también el imán de grandes inversores, marcas multinacionales y empresarios de postín que la eligen con entusiasmo como sede de sus operaciones, enclave de sus inversiones o punto de partida de su despliegue logístico en el Mediterráneo occidental. Congresos de móviles, del sector alimentario, de avanzadísimos especialistas médicos y científicos, ferias del sector de la construcción. Éxito, flujo de capital financiero y humano. Fulgor, sonrisas, felicidad. ¿De todos y para todos?

La crisis, que empezó siendo financiera en el 2007-2008 y ha acabado convirtiéndose en una emergencia social, ha amenazado con acabar de un plumazo con lo que varias generaciones han conseguido tras décadas de esfuerzo y lucha. El Estado de bienestar, un concepto en el que se han basado las democracias avanzadas, ha pasado a ser poco menos que un lujo que avergüenza reivindicar. Esa crisis económica y sobre todo social ha sacudido modelos, conciencias y estructuras, pero no ha afectado a todos por igual. Barcelona, pese a la convulsión de sus capas sociales más vulnerables, ha perdido solo una parte de su fulgor. En un momento en el que las administraciones tocaron la retirada y erosionaron los avances sociales con recortes o con la omisión de sus obligaciones, la ciudad ha resistido el envite con más entereza que otras. ¿Por qué?

Existe otra Barcelona, una Barcelona subterránea, oculta por los grandes fastos y oropeles de la próspera capital catalana. Una Barcelona de las personas, generosa, altruista y comprometida. Una Barcelona invisible de la que apenas se habla, pero que ha conseguido aguantar los cimientos de un rascacielos. Una Barcelona cuántica, compuesta de partículas mínimas difíciles de detectar y estudiar, pero con una fuerza prodigiosa.

EL VOLUNTARIADO

El principal componente de esa fuerza es el voluntariado. O mejor dicho, los voluntarios, las personas voluntarias. Cuando peor pintaban las cosas, una legión de personas han decidido dar lo que tienen, básicamente tiempo, y poner su capacidad, la que sea, al servicio de otra causa, de otras personas. Siempre se podrá decir que los voluntarios han acabado sirviendo para cubrir las carencias de las administraciones públicas. Pero, no nos engañemos, si Barcelona espera la ayuda pública sin echarse a andar, quizá se quede quieta para siempre. Hay voluntarios organizados en redes, en asociaciones, en bancos de tiempo y de capacidades. Hay voluntarios en organizaciones como Barcelona Actua (con cerca de 13.000 inscritos), en grandes empresas o corporaciones como La Caixa, pero también los hay ligados a pequeñas entidades, a microempresas o a entidades minúsculas. También existen lo que llamaré los francotiradores de la solidaridad, aquellos voluntarios que no están adscritos a ninguna organización pero que se movilizan ante cualquier necesidad.

Y del individuo, del voluntario, a la fuerza de la calle, de los barrios. ¿Sabían que Barcelona está plagada de animadores socioculturales? Precisamente en aquellas calles con mayor riesgo de fractura y donde la cohesión social está en un serio compromiso, estos personajes detectan cualquier señal de alarma, por mínima que sea, y activan la maquinaria de la solidaridad. Entidades como el Casal dels Infants (que empezó siendo del Raval pero ya es de toda la ciudad) podrían escribir libros sobre esta función. Barcelona está llena de agentes sociales que conocen cada rincón, a cada vecino y pueden señalar y actuar antes que nadie. Como los que forman parte de la iniciativa Radars, vecinos del barrio que saben detectar cuándo un anciano necesita que alguien le eche una mano. O la reconocida iniciativa Vincles, un novedoso proyecto que conecta informáticamente a familiares de personas en riesgo, trabajadores sociales y voluntarios. Otros ejemplos no han puesto nombre a su acción, pero se han hecho notar. En Barcelona se han constituido espontáneamente redes de asistencia y ayuda en barrios, manzanas y escaleras de vecinos. Son gente que no se han olvidado de mirar a los ojos a aquel que tienen más cerca.

¿Sabían que en Barcelona es una ONG (Arrels) la que se encarga de contar la población de personas sin techo que pernoctan en la calle? Y no es solo un censo. Es una estadística a partir de la cual se dimensiona la estrategia a seguir con las personas que no tienen un hogar. ¿Sabían que entidades como Cáritas o Cruz Roja han tenido que pasarse a las políticas activas de empleo a la vista del impacto brutal de la crisis en el mercado de trabajo? ¿Sabían que existe Arquitectos Sin Fronteras para asistir a las familias acosadas por la emergencia social vinculada a la vivienda? ¿Sabían que hay entidades, grandes, pequeñas y mínimas dedicadas a la lucha contra el estigma vinculado a las enfermedades mentales y a las discapacidades intelectuales?

Es la Barcelona invisible. Pequeña, pero que se hace notar. El salvavidas que ha mantenido a flote la ciudad. Les invito a verla. Solo hay que fijarse un poco.

Bernat Gasulla

Bernat Gasulla

Economía social o cómo hacer de la necesidad virtud

La crisis económica que hemos vivido y padecido desde hace ya hace ocho años ha aumentado la fractura social en todos aquellos hábitats en los que se ha manifestado. Barcelona no ha sido la excepción a una regla general que, a pesar de la existencia de tenues síntomas de recuperación, sigue expresándose con toda crudeza en sus barrios.

Las desigualdades en las rentas entre los diversos territorios que configuran el municipio y su área metropolitana se han ensanchado al tiempo que las medidas correctoras de esas diferencias, aplicadas como paliativo por unas administraciones también empobrecidas, se han revelado insuficientes a la hora de atender la multiplicación de unas necesidades básicas que el incremento del paro y, sobre todo, la precarización laboral han impedido cubrir.

En este contexto de dificultades, desde la base han surgido iniciativas que han hecho de la necesidad virtud y que comienzan a cuestionar el modelo económico vigente y a desenmascarar sus déficits y errores. Y en Barcelona, consecuente con esa función de laboratorio de nuevas ideas, de aplicación del talento, la creatividad y la innovación a la búsqueda de soluciones a los problemas, muchas experiencias que encuentran cobijo en la categoría de la economía social, colaborativa y solidaria se están abriendo camino en un ejemplo de sabia utilización de unas tecnologías de la información al alcance de gran parte de la población.

El informe La Economía Social i Solidària en Barcelona que el Ayuntamiento ha hecho público recientemente da una idea aproximada de la dimensión que está adquiriendo este fenómeno. Según los datos del Consistorio, en Barcelona se contabilizan ya cerca de 5.000 experiencias de economía social y solidaria, que representan un 2,85 por ciento del total de empresas de la ciudad, incluidas más de 1.500 ejemplos de la llamada economía colaborativa. Agrupan las iniciativas más diversas que uno pueda imaginarse, en un abanico de sectores que va desde el ámbito de las cooperativas en materia de salud o enseñanza hasta el de las entidades finanzas éticas, los bancos del tiempo, las mutualidades de previsión social, las distribuidoras de productos ecológicos y de comercio justo, los mercados de intercambio o los grupos de crianza compartida, por citar solo algunos.

Se estima que el sector genera ya en torno al 8% del total de la ocupación (más de 53.000 personas contratadas) y el 6% del Producto Interior Bruto de la ciudad. Una nueva transformación urbana en un tiempo récord, a una velocidad tan vertiginosa como los cambios sociales que están en el origen de estas iniciativas. Aunque en los próximos años asistiremos a la muerte de algunas de ellas (aquellas que no sean capaces de distinguirse suficientemente en un contexto de oferta muy amplia), esta nueva forma de entender las relaciones económicas, sociales, humanas en definitiva, ha llegado para quedarse, para conseguir el acompañamiento de las administraciones y para ir cambiando la cara (y el alma) de las grandes corporaciones empresariales apelando a su responsabilidad social. Es por ello que habrá que estar muy atento para que los buenos propósitos de impulsar modelos productivos justos que inspiran la inmensa mayoría de estas experiencias no se desvirtúen y acaben propiciando nuevas formas de precariedad.

Ramón Suné

Ramon Suñé

La Barcelona de les Solucions, invertir en educación y cultura es la mejor herencia para los jóvenes

Web3

Toda sociedad que invierte en una educación de calidad y cultura está haciendo una apuesta de futuro, la mejor herencia que puede dejar a las generaciones próximas. Hablamos de dos conceptos íntimamente ligados que se retroalimentan, gracias a una sólida educación niños y jóvenes aprenden a amar y conocer a fondo la cultura.

En un paso más lejos, la educación puede también estimular el librepensamiento de los estudiantes para producir los cambios que lleven a un mayor progreso, y enriquecer por tanto con nuevas iniciativas la cultura de la que forman parte.

A estas alturas pocos se atreven a cuestionar Barcelona como todo un referente en esta materia. Considerada una de las ciudades más vanguardistas, la capital de Catalunya destaca por una naturaleza muy particular que aúna sus sólidas tradiciones con un espíritu claramente cosmopolita.

Abierta al mundo y sus influencias, en un ejercicio de tolerancia la sociedad barcelonesa consigue integrar sus contradicciones, lo viejo y lo nuevo, las tradiciones propias y foráneas, para dar vida a una ciudad en constante movimiento.

En una amalgama de movimientos, el estilo más clásico convive con el ambiente experimental, e incluso underground, los vestigios del románico y gótico, arte eclesiásticos se coronan con la insignia de su modernismo catalán. Cada uno tiene su espacio y sentido en el orden de una poliédrica Ciudad Condal.

Valorando todo lo que representa pero con la mirada puesta en el futuro, La Barcelona de les Solucions  quiere el próximo 26 de Mayo en el CaixaForum compartir los avances en educación y cultura con un panel dedicado en exclusiva.

Precisamente el evento servirá para visibilizar iniciativas experimentales que otorgan una nueva dimensión en los métodos de enseñanza y patrones culturales.

Entre los casos disruptivos tendremos el placer de contar con Conservatori Municipal de Música de Barcelona, que de la mano de su director gerente David Martí nos acercará al proyecto de apertura del conservatorio para con los barceloneses. Asimismo, la fundadora de VoxPrima, Roser Ballesteros, hablará de este singular proyecto que inspira un cambio de enseñanza a través de Espacios de PictoEscritura. Por su parte, JumpMath con el testimonio de Miquel de Paladella, consejero delegado de UpSocial, demostrará cómo es posible aprender matemáticas de forma revolucionaria.

Como personaje inspirador contaremos con la presencia de Joan Tarrida, impulsor de La Maleta de Portbou y director general de la editorial Galaxia Gutenberg.

El nuevo marco de la era digital será también un punto importante a abordar. Está claro que el actual contexto está introduciendo variantes en la forma de enseñar y acceder a la cultura.

Tal revolución merece discernir aquellas que llevadas a la vida real demuestran su eficacia, mejoran el rendimiento y promocionan la cultura en su máxima expresión.

Si no quieres perder la oportunidad de asistir a este evento único y abierto puedes inscribirte de forma gratuita. Las plazas son limitadas.

La Barcelona de les Solucions, cómo los ciudadanos pueden decidir su futuro

La crisis y el deterioro de los valores desde las altas esferas (corrupción, falta de transparencia etc.) propiciaron un fuerte cuestionamiento de la democracia. En consecuencia, nuestros representantes han sufrido una deslegitimación de sus cargos, muchas veces alejados de los verdaderos intereses ciudadanos y la labor que un día le fue encomendada.

Sin embargo, este cuestionamiento profundo ha propiciado un movimiento de regeneración política con el surgimiento de nuevas fuerzas a priori más comprometidas y, por tanto, una mayor y positiva exigencia de los partidos tradicionales.

Numerosas ciudades de todo el mundo están apostando por estos procesos participativos que favorecen un diagnóstico de la situación y una recomendación sobre las posibles vías de actuación. Siempre a la vanguardia, Barcelona es una de esas capitales que plantea un mayor protagonismo a la expresión participativa de sus ciudadanos.

Desde febrero hasta abril del 2016 la plataforma municipal “decidim.Barcelona” constituye un espacio digital abierto en el que ya han participado 22.600 ciudadanos planteando más de 10.000 propuestas.

Pero más allá de de los datos hace falta conocer la verdadera efectividad de esta iniciativa “¿Qué problemas se han detectado y cuáles son las soluciones indicadas como resultado de este proceso participativo?”.

Esta es la premisa que recoge el evento La Barcelona de las Solucions en su  panel “Diálogo sobre la participación ciudadana”. En el mismo, se dará cobertura a esta plataforma que tiene la voluntad de construir una ciudad más democrática, abierta y transparente acorde a los nuevos tiempos.

Este es un canal de proximidad a través del cual los ciudadanos pueden transmitir sus preocupaciones directamente. Luego les otorga un papel proactivo y también responsable en las decisiones futuras que el ayuntamiento deberá tomar.

La posibilidad de que los ciudadanos elijan en qué se gastan los presupuestos municipales, y por tanto sus impuestos, o los proyectos que merecen una mayor prioridad, es un escenario a simple vista deseable para cualquier ciudad.

Fernando Pindado, Gerente de Derechos de Ciudadanía, Participación y Transparencia de l’Ajuntament de Barcelona, y desde el otro lado Ramon Suñé, jefe de la sección “Viure” del diario La Vanguardia, protagonizarán un debate encendido con el marco de Barcelona y su modelo de fondo, pero que es fácilmente extrapolable  a ciudades de todo el mundo.

A partir de este debate se quiere conocer la eficacia real de esta plataforma y las iniciativas con mayor respaldo ciudadano. Además, se profundizará en los modelos de participación ciudadana que se están llevando a cabo en varias ciudades europeas.

Si no quieres perder la oportunidad de asistir el 26 de mayo a este evento único y abierto puedes inscribirte de forma gratuita. Las plazas son limitadas.