La Barcelona de les Solucions, una economía al servicio de los ciudadanos

A partir de la crisis económica del 2008 – equiparada incluso por su gravedad con el crack del 29 o época de posguerra – se cuestionaba por primera vez en décadas un sistema capitalista que daba visos de evidente cansancio y no podía sostener ya el bienestar social del mundo.

No tardaron en escucharse las voces críticas desde la calle donde los ciudadanos, clase media y trabajadora, resultaban ser los principales damnificados.

Pero la movilización se hizo extensible a todos los ámbitos, también de forma progresiva prestigiosos economistas con distinta trayectoria manifestaron su desacuerdo con un capitalismo llevado al extremo de su ferocidad. Con sus tesis quisieron abrir un espacio de oxigeno con nuevas medidas y la posibilidad de un modelo alternativo que no tiene por qué ser necesariamente utópico.

Esta voz de la denuncia fue encabezada por el economista francés Thomas Piketty, que con su libro “El capital del siglo XXI”, convertido en best seller, hace un repaso en sus páginas a la historia económica desde un prisma comprometido. Aunque quizá es el más conocido, no fue el único, ya que otros economistas como el canadiense David Card, Christian Felber o Esther Duflo hacían lo propio ampliando el debate a la enmienda de la desigualdad o planteando soluciones como la economía del bien común.

Lo cierto es que en un intento de equilibrar las fuerzas surgían cada vez más alternativas que daban respuesta a las necesidades de los ciudadanos. Economía colaborativa, emprendimiento social o  economía verde son conceptos que ya forman parte del imaginario colectivo, pero falta evaluar su éxito a efectos prácticos.

Pasado el tiempo es oportuno saber el rendimiento de estas propuestas y si tienen margen de recorrido en el futuro.

Siempre a la vanguardia, si una ciudad  ha demostrado estar receptiva a desarrollar nuevas alternativas esa es Barcelona. En un reciente artículo que publicamos del periodista especializado en temáticas de Barcelona, Ramón Suñé, explicaba que “en Barcelona se contabilizan ya cerca de 5.000 experiencias de economía social y solidaria, que representan un 2,85 por ciento del total de empresas de la ciudad, incluidas más de 1.500 ejemplos de la llamada economía colaborativa”.

En el marco de La Barcelona de las Solucions, como evento único que se celebra el próximo 26 de mayo en el Caixaforum, los ciudadanos podrán conocer más de cerca los casos que reflejan que hay soluciones económicamente sostenibles y viables.

En el Panel Economía y Sociedad contaremos con varios casos disruptivos en una mesa moderada por el mismo Ramón Suñé. 

Entre esos casos se encuentra el Proyecto Incorpora de La Fundación Bancaria “la Caixa”: Integración laboral aprovechando la red comercial, de la mano de Jaume Farré, director del departamento de Integración Laboral de la Fundación Bancaria “la Caixa”.

La Escola Social Ana Bella, que alienta en el empoderamiento de aquellas mujeres que han sufrido violencia doméstica. Ana Bella, su fundadora, hablará en profundidad sobre el tema.

Y también Richi Social Entrepreneurship: Un modelo de emprendeduría social. Mercè Feu y Ernest Lara, ambos directivos de Richi Childhood Cancer Foundation darán algunas claves.

Precisamente Mercè Feu será el personaje inspirador del panel. Esta experta en innovación social y cultural es directora del lanzamiento de Ashoka en BCN y TEDx Ambassador. Cabe recordar que Ashoka es la mayor red internacional de Emprendedores Sociales y cada año surgen múltiples propuestas de éxito en este ámbito.

Para conocer otras sorpresas de La Barcelona de les Soluctions aún tienes tiempo de inscribirte de forma gratuita. Las plazas son limitadas.

 

 

 

 

La Barcelona de les Solucions, cómo los ciudadanos pueden decidir su futuro

La crisis y el deterioro de los valores desde las altas esferas (corrupción, falta de transparencia etc.) propiciaron un fuerte cuestionamiento de la democracia. En consecuencia, nuestros representantes han sufrido una deslegitimación de sus cargos, muchas veces alejados de los verdaderos intereses ciudadanos y la labor que un día le fue encomendada.

Sin embargo, este cuestionamiento profundo ha propiciado un movimiento de regeneración política con el surgimiento de nuevas fuerzas a priori más comprometidas y, por tanto, una mayor y positiva exigencia de los partidos tradicionales.

Numerosas ciudades de todo el mundo están apostando por estos procesos participativos que favorecen un diagnóstico de la situación y una recomendación sobre las posibles vías de actuación. Siempre a la vanguardia, Barcelona es una de esas capitales que plantea un mayor protagonismo a la expresión participativa de sus ciudadanos.

Desde febrero hasta abril del 2016 la plataforma municipal “decidim.Barcelona” constituye un espacio digital abierto en el que ya han participado 22.600 ciudadanos planteando más de 10.000 propuestas.

Pero más allá de de los datos hace falta conocer la verdadera efectividad de esta iniciativa “¿Qué problemas se han detectado y cuáles son las soluciones indicadas como resultado de este proceso participativo?”.

Esta es la premisa que recoge el evento La Barcelona de las Solucions en su  panel “Diálogo sobre la participación ciudadana”. En el mismo, se dará cobertura a esta plataforma que tiene la voluntad de construir una ciudad más democrática, abierta y transparente acorde a los nuevos tiempos.

Este es un canal de proximidad a través del cual los ciudadanos pueden transmitir sus preocupaciones directamente. Luego les otorga un papel proactivo y también responsable en las decisiones futuras que el ayuntamiento deberá tomar.

La posibilidad de que los ciudadanos elijan en qué se gastan los presupuestos municipales, y por tanto sus impuestos, o los proyectos que merecen una mayor prioridad, es un escenario a simple vista deseable para cualquier ciudad.

Fernando Pindado, Gerente de Derechos de Ciudadanía, Participación y Transparencia de l’Ajuntament de Barcelona, y desde el otro lado Ramon Suñé, jefe de la sección “Viure” del diario La Vanguardia, protagonizarán un debate encendido con el marco de Barcelona y su modelo de fondo, pero que es fácilmente extrapolable  a ciudades de todo el mundo.

A partir de este debate se quiere conocer la eficacia real de esta plataforma y las iniciativas con mayor respaldo ciudadano. Además, se profundizará en los modelos de participación ciudadana que se están llevando a cabo en varias ciudades europeas.

Si no quieres perder la oportunidad de asistir el 26 de mayo a este evento único y abierto puedes inscribirte de forma gratuita. Las plazas son limitadas.